Médicos del cielo, charlatanes del inframundo

por | 24 julio, 2019

La Gobernación de Antofagasta entregó una propiedad al centro espiritual Luz y Progreso, quienes dicen dedicarse a la “sanación de enfermos”, contando con una médium que “canalizaría” a cientos de “médicos que han fallecido” para que esos “colegas del cielo” ayuden a aquellos con “necesidades espirituales”. Dicen disponer de “un centenar de almas de diferentes especializaciones”, quizás mitigando así la carencia de especialistas en regiones.

Rechazamos la desafortunada y hasta criminal promoción sistemática que el Estado de Chile realiza de pseudoterapias en el sistema de salud pública. Con ello, en vez de destinar recursos que debieran solucionar problemas reales de salud con gente real que realmente sufre, despilfarran lo escaso financiando fantasías delirantes para engordar el bolsillo de charlatanes a expensas de la dignidad de pacientes vulnerables. Ello, al menos, significa un desperdicio de dinero, tiempo e innecesarias falsas expectativas, cuando no también retraso, entorpecimiento, empeoramiento y eventual abandono de las terapias que sí funcionan, costando calidad y cantidad de vidas como consecuencia de una negligencia prevenible.

Entrevistados por Radio Bio-bío:

Con más dureza se expresó Claudio Daza, miembro de la Asociación de Escépticos de Chile y presidente de la Alianza por la Salud Publica, quien sostuvo que la autoridad, al facilitar un terreno fiscal a un centro que dice tratar con médicos muertos, no sólo le está quitando la oportunidad a otras organizaciones civiles, sino que también la “valida” confundiendo a la población al darles su “sello” de confianza.

Recordó que este tipo de prácticas, al no someterse a la investigación científica, usualmente se explican por una serie de sesgos que pueden dar la ilusión de efectividad, y que se ha descrito previamente el riesgo de que gente abandone tratamientos de eficacia conocida o retrase su diagnóstico, exponiéndose a que sus males empeoren con el tiempo.

Ante el interés de la Cruz Roja de utilizar el lugar, “con mayor razón” deberían barajarse otros postulantes.

“Médicos cuestionan dar casa fiscal a centro de sanación esotérico: Cruz Roja también buscaba lugar”, Radio Bio-bío, 23/07/2019

Entretanto, la Diputada por la Región de Antofagasta y Vice-Presidenta de Renovación Nacional, Paulina Núñez, les defiende y tilda de ignorantes a los científicos:

“conozco hace años al Centro Espiritual Luz y Progreso y lo primero que me gustaría decir es que no juegan a la ouija. Llevan más de 30 años ayudando a cientos de personas a superar problemas de drogadicción, e incluso delictuales”.

(…)

Respecto de las críticas de especialistas y científicos, quienes cuestionaron que un terreno fiscal sea facilitado para prácticas médicas esotéricas sin respaldo en la ciencia, como sería la invocación de médicos muertos para tratar a los pacientes, planteó que “les recuerdo que cuando uno habla sin tener la información es mejor guardar silencio porque de lo contrario quedas de ignorante”.

“Diputada Núñez defiende centro que sana invocando médicos muertos: tacha a científicos de ignorantes”, Rabio Bio-bío, 23/07/2019

Que quede claro: a la ouija no juegan, que esto no es un juego, sino que solamente canalizan a cientos de médicos muertos, de diversas especialidades, pero que no realizan visitas domiciliares, mediante una médium generalista.

Enviamos la siguiente Carta al Director:

Carta al Director

“Medicina muerta”

Sr. Director:

La Gobernación de Antofagasta entregó una propiedad al centro espiritual Luz y Progreso, quienes dicen dedicarse a la “sanación de enfermos”, contando con una médium que “canalizaría” a cientos de “médicos que han fallecido” para que esos “colegas del cielo” ayuden a aquellos con “necesidades espirituales”. ¿Realizarán telemedicina “en la nube”? ¿Por qué no les basta con bienes raíces celestiales? ¿O bonos del Fondo Nacional Espiritual? ¿Cómo es que, disponiendo de tanta maravilla ultraterrena y capacidad de torcer la naturaleza, no son capaces de algo tan simple como materializar dinero por su propia cuenta? ¿Por qué siempre quienes promulgan prodigios entre los muertos terminan requiriendo cuantiosos recursos provistos por los vivos? ¿Qué tan vivos están siendo desde el Gobierno al destinar nuestros escasos recursos públicos a tal viveza? ¿Cuántos menos ciudadanos de escasos recursos vivos padeceremos a consecuencia de ello? Afortunadamente, también dicen trabajar con “médicos terrenales”. Evaluemos terrenalmente la indignidad de fomentar el uso de mediums para quienes, no bastando con haber perdido su salud, además se les arroje a ser embaucados.

Atte.,


─ Luis León Cárdenas Graide

Agradecemos a Las Últimas Noticias su publicación:

Medicina celestial”, Carta al Director, Las Últimas Noticias, 24/07/2019, pág. 31

Bibliografía relacionada

A quienes les interese sugerir a la Diputada (@PaulinaDiputada, @PaulinaNu) alguna obra sobre el tema, pueden considerar:

Las terapias espirituales, ¡vaya timo!”, Víctor-Javier Sanz, Editorial Laetoli

Noticias relacionadas

Bonus track